martes, 29 de marzo de 2016

Carta de San Jerónimo a los estúpidos como tú.





"En aquel exilio y prisión a los que, por temor al infierno, yo me condené voluntariamente, sin más compañía que la de los escorpiones y las bestias salvajes..."

+ San Jerónimo. 



Yo no te tiraría un peñasco, te tiraría cuatro o más.

Tú te has condenado por quitarle la vida a una personita indefensa. ¡¡¡Cruel, asesino infame!!! Tú sí tienes el demonio dentro.