sábado, 5 de diciembre de 2015

Adorando





Deseo estar allí en ese instante de única emoción. Lo desea mi alma que espera dulcemente el momento más hermoso. Y llega cuando aparece pausadamente haciéndose Cristo y brillando sobre el altar lleno de ángeles que se inclinan adorándolo.  Cuando se hace presente entre nosotros me quedo helada de ardor, y sin pensar me inclino emocionada por estar tan cerca de ese Cielo estrellado que en un instante irradia más luz que el propio día.  

+Capuchino de Silos



'