viernes, 1 de mayo de 2015

Fragmento encontrado.



 “Eloísa niega a casarse con Abelardo. Éstos son los argumentos contados por uno y por otro.

Abelardo lo cuenta así:

Ella me hacía presente nuevamente... que el título de amante, más honroso para mí, ella lo apreciaría mucho más que el de esposa, que quería conservarme mediante el encanto de la ternura y no encadenarme con los lazos del matrimonio.

Eloísa, decepcionada porque Abelardo no comprende lo que es esencial a sus ojos, escribe:

Busqué en vos más que a vos mismo; sois sólo vos, no vuestros bienes, los que amaba. No pensé ni en las condiciones del matrimonio, ni en la viudedad, ni en las satisfacciones, ni en mis deseos personales. Son los vuestros, lo sabéis, los que quise satisfacer con todo empeño. Aunque el nombre de esposa parece más sagrado y lleno de fuerza, para mi corazón fue siempre más suave otro, el de vuestra amante o, incluso, dejadme decirlo, el de vuestra concubina, el de vuestra prostituta. Me parece que cuanto más humilde me hiciera por vos, adquiriría más títulos para vuestro amor y dificultaba menos vuestro glorioso destino.



+&


'