jueves, 30 de enero de 2014

El llamador.




Y es que, la mayoría de las veces, la vida se llena de trabajos inútiles que no van a ninguna parte.  Hay demasiadas ocupaciones que hacen no prestarle atención a ese otro gran tesoro que llevamos con nosotros.

Ese tesoro similar a un joyero, lo tengo guardadito muy celosamente, y... ¡es tan débil y... tan frágil su envoltura!... que hasta lo puede romper un simple suspiro.

¡Lo he pulido y limpiado tantas veces...! y lo quiero tener tan resplandeciente que hasta lo puedo empañar con mi propio aliento.

¡Muchas veces me olvido que está! Y está cargado de sueños, de ternura, de cariño, de cosas muy buenas, de cosas buenas y no tan buenas, de debilidades, de penas, de alegrías... 
...de ¡tantas cosas!

¿Qué podría hacer más con él? 
Seguir mimándolo amorosamente tirando a la basura todo lo que no sirve.

+Capuchino de Silos


lunes, 20 de enero de 2014

Escuchando a Brahms



Suena Brahms que es una de mis debilidades, y lo escucho atentamente abriendo una ventana en el alma que da al cielo; y es, entonces, cuando mi casa se llena de luz; y rezo sin rezar, y pido amor y gracias como lo haría San Ignacio; y mi cansancio y  mi tristeza los dejo aparcados para que no me dejen sin amparo ni defensa; y me dejo emocionar por su dulce y deliciosa melodía que llena el paisaje del alma más enamorada. Mentalmente regalo mi corazón y deseo sólo ternura para que el Señor pueda mover los hilos que sujetan mi hogar y es, en ese momento, cuando todo se llena de aroma y de trinar de pájaros  que llegan hasta mi ventana. Así estoy más cerca de lo grande, de lo hermoso, de lo inmenso.


+Capuchino de Silos



'

viernes, 17 de enero de 2014

Al borde de la orilla

Caminaré risueña y de tu mano.
Y me entregaré obediente ante tus ojos.
   
Meditaré sobre los frutos que me has dado.
Destruyendo las hojas que estén  secas.

Despertaré en la mañana y dormiré tranquila,
sabiendo que siempre me tenderás tu mano.

Esperaré sentada al borde de la orilla
suplicando la fruta hasta que llegue.

En ti tengo, Señor, la eterna ayuda.
Dirígemela tú desde lo alto.

+Capuchino de Silos 



'





martes, 14 de enero de 2014

Tengo al ángel


 

En este tiempo que me ha tocado vivir…

Quisiera que la violencia no acune en mi morada matando la virtud.
Que el desasosiego no destruya ni aleje la danza de mis sueños.
Que mis ojos no enrojezcan por el llanto y por los miedos.
Que el dolor no apague el rosa de mi boca.
Que mi alma halle plantaciones perfumadas.

Y…cuando piense en el hoy…

Quisiera un pensamiento
que me hablase de todo lo que hoy mi corazón anhela. 

+Capuchino de Silos 


'

miércoles, 8 de enero de 2014

La devoción: las flores de Dios




"La devoción es la dulzura de las  dulzuras y la reina de las virtudes, porque es la  perfección de la caridad. Si la caridad es la leche,  la devoción es la nata; si es una planta, la  devoción es la flor; si es una piedra preciosa, la devoción es el brillo; si es un bálsamo  precioso, la devoción es el aroma,  el aroma de suavidad que conforta a los hombres y regocija a  los ángeles"

+.F.de Sales 



'