martes, 11 de noviembre de 2014

Sí...hormiguita




Sí..., yo que soy una hormiguita que se pierde en el mundo, una pequeñísima partícula que desaparece con un solo soplo, una insignificante motita que no se ve; tan diminuta que en una cuartilla blanca se esfuma como polvo ligero y se pierde...te pregunto: ¿por qué te fijaste en mí, por qué tocaste mi alma, por qué fui elegida para que te amara? ¿Qué pudiste ver en mí? Me lo pregunto una y mil veces y descubro el gozo sin merecérmelo. Caigo como cae del árbol la fruta madura y emocionada estoy amándote más cerca. Feliz me siento.
Me da igual que vuelva abrirse algún nuevo frente oscuro como antes. Lo desprecio si viniere. Quiero amarte y quiero que dure lo que yo.

Así lo quiero, así lo deseo y si algo me faltase pido tu ayuda divina.


+Capuchino de Silos