jueves, 24 de abril de 2014

La mimosa púdica


La mimosa es pura generosidad, es el derroche hecho flor, es la amabilidad y la distinción de la belleza que se viste con sus mejores galas en pleno mes de enero cuando todo es todavía gris, cuando todas las demás plantas guardan su gran tesoro para la primavera. Ella se distingue deslumbrando en invierno.
Florece con el frío, con la lluvia, huyendo de los charcos; no le importa que el viento peine sus flores. Cualquier ondeado de él le favorece. Florece espléndida sabiéndose elegante y bella en pleno invierno.


Existe una variedad muy curiosa: la mimosa púdica. 
Adquiere su nombre porque al tocarla se ruboriza y toda ella sufre vergüenza y pudor encogiéndose candorosa en su humilde tallo. Nada le importa que el resto de la naturaleza se encuentre escondida mientras ella luce radiante toda su belleza en la época más fría del año.
Ahora no, ahora no hay mimosas. Estamos en primavera. 

+Capuchino de Silos





'