miércoles, 8 de enero de 2014

La devoción: las flores de Dios




"La devoción es la dulzura de las  dulzuras y la reina de las virtudes, porque es la  perfección de la caridad. Si la caridad es la leche,  la devoción es la nata; si es una planta, la  devoción es la flor; si es una piedra preciosa, la devoción es el brillo; si es un bálsamo  precioso, la devoción es el aroma,  el aroma de suavidad que conforta a los hombres y regocija a  los ángeles"

+.F.de Sales 



'

5 comentarios:

  1. Hola mi querida Capuchino, que linda reflexión la que nos dejas!!
    Que dulzura es tener devoción a nuestro Señor, a nuestra Madre a los Ángeles y Santos!!Que hermosa es nuestra Iglesia!!!
    Un abrazo,feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Una reflexión muy hermosa, muy santa. Gracias, Capuchina.
    Un abrazo y feliz año nuevo!!!

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Capuchina. Grande san Francisco de Sales y muy oportuna la cita, la devoción es la llama de la Esperanza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué perfume se encuentra al entrar aquí con este jardín de devoción y caridad. Es verdad que conforta.

    ResponderEliminar
  5. cada vez que vengo aquí me quedo sin palabras. ¡Es precioso! Espero que hayas comenzado muy bien el año, te deseo mucha felicidad. Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar