miércoles, 8 de enero de 2014

La devoción: las flores de Dios




"La devoción es la dulzura de las  dulzuras y la reina de las virtudes, porque es la  perfección de la caridad. Si la caridad es la leche,  la devoción es la nata; si es una planta, la  devoción es la flor; si es una piedra preciosa, la devoción es el brillo; si es un bálsamo  precioso, la devoción es el aroma,  el aroma de suavidad que conforta a los hombres y regocija a  los ángeles"

+.F.de Sales 



'