domingo, 8 de diciembre de 2013

Inmaculada mía


 
Llevada por ti, hacia ti me veo,
y atrapo sin dejar escapar un hilo
de tu luminoso rastro entre las nubes,
para llevarte donde guardarte,
al canto de tus coros, en tu dulce y santa cercanía.


+Capuchino de Silos