martes, 8 de octubre de 2013

Duro silencio



Retomo el teclado entre mis dedos para romper un duro silencio. Un silencio que va llenando por completo la vasija de mi alma de llanto sin lágrimas, tristeza con sonrisa desdibujada y un dolor que cada minuto entrego.

Se prepara una gran fiesta en el cielo para recibir a Paco; nuestro querido y buen amigo Paco que se va echando un poco más cada día en los brazos de su Amada a la que ha querido con toda su alma. Allí arriba lo recibirá el mismísimo Dios acompañado de multitud de ángeles y santos porque él ha sido un hombre muy, pero que muy bueno.
David, otro buen y querido amigo, ha sido tocado por “Goliat” y se prepara para luchar contra él en un durísimo combate.
El piano de Ramón se irá enmudeciendo. Sus últimos conciertos se están oyendo en estos días en su última gira pianística. Todavía recibe imágenes del teclado. Más adelante la música de Brahms, Beethoven, Schumann y tantos otros,  la escuchará con sordina en su corazón y podrá leer sus partituras con los ojos del alma.
José Manuel: recuerdo aquellos preciosos años... también, en poco tiempo, enmudecerá su piano.
Carlos, ¿podrás sentarte al piano con esa sola pierna que te han dejado?
... así podría seguir contando.  Es tremendo ¿no?
Hoy pido refuerzo, súplicas, ruegos, rezos.
No sé qué decir. No tengo palabras.


+Capuchino de Silos


http://www.capuchinodesilo.blogspot.com.es/view/flipcard 



'