martes, 29 de enero de 2013

En todo momento...




siempre está; en cualquier lugar que nos imaginemos; allí donde nos cuesta llegar; entre montañas cubiertas de nieve; entre arboledas con  fuentes  y parques llenos de madres con niños que ríen jugando; en casa, hoy, ahora, en este momento; siempre está. Con paciencia y misericordia infinita esperando que desaparezca la nieve que nos separa; o, también, simplemente, para  que le podamos dirigir una mirada cariñosa y decirle que le damos gracias por tanto como recibimos cada día o decirle sencillamente que deseamos tenerle 
cerca, muy cerca.
+Capuchino de Silos


'