martes, 23 de octubre de 2012

50 AÑOS DEL CONCILIO VATICANO II



"En estos cincuenta años hemos aprendido y experimentado que el pecado original existe y se traduce, siempre de nuevo, en pecados personales, que pueden transformarse en estructuras del pecado.
Hemos visto que en el campo del Señor también hay siempre cizaña. Hemos visto que en la red de Pedro también hay peces podridos.
Hemos visto que la fra gilidad humana también está presente en la Iglesia, que la barca de la Iglesia también navega con viento contrario,
en medio de tempestades que la acechan y, a veces, hemos pensado: “El Señor duerme y se ha olvidado de nosotros”.
“Esta es una parte de las experiencias de estos cincuenta años,
pero también hemos tenido una experiencia nueva de la presencia del Señor, de su bondad, de su fuerza"
+Benedicto XVI, Obispo de Roma

'