martes, 12 de junio de 2012

El soplo del Espíritu


Llego al filo del verano con el alma libre, muy libre y dejo que el Espíritu Santo sople sobre mis ilusiones que son muchas.
Porque con su soplo todo se volverá sueño si conozco sus más íntimos secretos y llego a saborear su bondad.
Todo se volverá cielo y me llenaré de gotas de rocío.
Todo se volverá delirio y mi alma se verá colmada de hermosura.
Todo se volverá vida interior y podré ser su santuario.
Todo se volverá alegría y la reconoceré sin verla.
... y todo se volverá oración.
... y todo de volverá paz.
...y todo se volverá melodía que devotamente escucharé.


+Capuchino de Silos



'