martes, 20 de diciembre de 2011

La Espera


El Triunfo del Amor
Aquí está nuestro Dios,
que viene como
lo ha prometido.
Que la humanidad entera
ocupe su sitio para la fiesta.
Que los mudos tomen la palabra,
que los cojos abran el baile
que los ciegos lean el menú.

Que corra el vino
en abundancia,
como corría ya
en las bodas de Caná.
Sirvan las mejores carnes,
se ha matado el toro cebado.
Ha llegado la hora,
estamos de fiesta.

No habrá últimos
ni primeros.
Todos serán hermanos
hijos e hijas del Rey.

Todos saciarán su hambre
Mateo 15, 37


+&



'