lunes, 28 de noviembre de 2011

¿CUÁNTO PESA?


 Óleo sobre tabla: Capuchino de Silos
Un señor llamado Arquímedes, griego, de Siracusa, para más señas, era una persona sosegada y alegre. Le apasionaban las matemáticas, y como ingeniero que era, le entusiasmaba la geometría y realizaba exposiciones públicas con los aparatos y experiencias que construía.
Se preguntaba cómo funcionaría una balanza, (así le nombró). Después de mucho estudiar pudo darla a conocer pues quería estar seguro de que el carnicero le entregara la cantidad exacta de carne que le pagaba y así, al mismo tiempo, comprobaba su honestidad.

La balanza que fue utilizando era una vara o palo de madera que tenía el punto de equilibrio en el centro de la misma y dejaba que quedara paralela a la horizontal. Luego jugaba agregando pesos a diferentes distancias para tratar de encontrar el equilibrio, es decir la posición inicial de la que había partido.


Mi Arquímedes Particular quiere que utilice ese tipo de balanza en mi vida y llene las dos partes de la balanza de amor, gozo, paz, fe, alegría, felicidad, verdad, justicia, esperanza, serenidad, paciencia, humildad, reconocimiento y enmienda de errores, sabiduría, bondad, benignidad, benevolencia, autodominio, productividad, empatía, generosidad, compasión, positivismo y mucho más, y tire toda la ira, intranquilidad, amargura, impaciencia, maldad, nocividad, envidia, celos, sensiblería, autocompasión, codicia, avaricia, arrogancia, culpa sin remordimiento, resentimiento, rencor, falsedades, mentiras, orgullo, negativismo y mucho más, para que la balanza permanezca en perfecto equilibrio. 

+Capuchino de Silos


'