domingo, 31 de octubre de 2010

Dar las gracias


Esta historia me la ha enviado una amiga.

"Un alma recién llegada al cielo se encontró con San Pedro. El santo llevó al alma a un recorrido por el Cielo. Ambos caminaron paso a paso por unos grandes talleres llenos con ángeles. San Pedro se detuvo frente a la primera sección y dijo: "Esta es la sección de recibo. Aquí, todas las peticiones hechas a Dios mediante la oración son recibidas." El ángel miró a la sección y estaba terriblemente ocupada con muchos ángeles clasificando peticiones escritas en voluminosas hojas de papel de personas de todo el mundo.

Ellos siguieron caminando hasta que llegaron a la siguiente sección y San Pedro le dijo: "Esta es la sección de empaque y entrega. Aquí, las gracias y bendiciones que la gente pide, son empaquetadas y enviadas a las personas que las solicitaron." El ángel vio cuan ocupada estaba. Había tantos ángeles trabajando en ella como tantas bendiciones estaban siendo empaquetadas y enviadas a la tierra.

Finalmente, en la esquina más lejana del cuarto, el ángel se detuvo en la última sección. Para su sorpresa, sólo un ángel permanecía en ella ocioso haciendo muy poca cosa. "Esta es la sección del agradecimiento" dijo San Pedro al alma. "¿Cómo es que hay tan poco trabajo aquí?" - preguntó el alma. "Esto es lo peor"- contestó San Pedro. "Después que las personas reciben las bendiciones que pidieron, muy pocas envían su agradecimiento." "¿Cómo uno agradece a las bendiciones de Dios?" "Simple" - contestó San Pedro, "Solo tienes que decir, gracias Señor"


+&


'

viernes, 29 de octubre de 2010

Entre la duda y la Verdad.


"Yo tenía 23 años, cuando decidí alejarme completamente de Dios y de la Iglesia. No podía creer en la existencia de Dios. Si Dios existía, no podía existir el dolor. Sin embargo, busqué la ayuda sincera de algunas personas, incluso sacerdotes, pero no encontré una respuesta satisfactoria. Todos me decían: Reza, pidiendo fe. Pero yo no podía rezar, porque no tenía fe. Así que abandoné la Iglesia, me olvide de Dios y me dediqué a la música, que era lo único que me interesaba en aquel momento.


Pero un día, al cumplir mis padres 30 años de casados, querían que todos sus hijos comulgaran. Yo no sabía qué hacer, quería quedar bien con mis padres para no hacerles sufrir, así que a última hora me fui a confesar. Me emocioné un poco al comulgar, aunque no lo quería admitir. Ese mismo día, compré los evangelios y comencé a leerlos. Lo hacía a la hora de la siesta para que nadie me viera. Leía de corrido, porque deseaba terminar cuanto antes. Leí los tres primeros evangelios sin que sintiera nada especial, pensaba que todo era muy bonito y que eso había sucedido en tiempos de Jesús, pero que eso no cambiaba mi vida ni mi dolor de hoy. Sin embargo, llegué a San Juan y en el capítulo 14, cuando leí: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida…, algo se transformó dentro de mí. No pude seguir leyendo, sólo veía: YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA. Pero ya no eran sólo las palabras, era una voz que me hablaba fuerte al corazón y que mis oídos escucharon y que me decían lo mismo. Caí allí mismo de rodillas. Había encontrado a Dios. Dios me había salido al encuentro y yo lo amaba y Él me amaba. Las lágrimas brotaron abundantes, lágrimas de arrepentimiento y de amor. Esa misma tarde fui a hablar con el sacerdote. Él esperaba mis preguntas, mis dudas, pero yo no tenía dudas ni preguntas. Dios ya me había respondido.


Así comienza mi pequeña historia de amor que no terminará sino en el cielo. Comprendí que de ahí en adelante debía vivir de fe y creer por lo que no había querido creer. A los pocos meses, entré en el convento. Y ahora quisiera dar hasta la última gota de mi sangre para que un alma descarriada se encuentre con Dios. Amo a Dios con todas las fibras de mi corazón y soy feliz".


+&


'

domingo, 24 de octubre de 2010

El estudiante burlón


Un obispo francés contó en su homilía dominical la anécdota siguiente:


"En un Viernes Santo, tres estudiantes universitarios de la Sorbona, paseaban por las calles de Paris. De pronto observaron como muchísima gente entraba en las iglesias para recibir el Sacramento de la confesión. Esto fue el inicio de un debate sobre pros y contras de esas “costumbres anacrónicas” y, así, subiendo el tono de la discusión llegaron a burlarse, despóticamente, de esas creencias; de la Religión y de la Fe. Hasta el punto de poner la Fe como pura superstición para gentes poco instruidas. De pronto, dos de ellos, se dirigen al que llevaba la voz cantante y le dijeron: ¿Serías capaz de entrar en esta Iglesia y contarle abiertamente al cura todo lo que hemos discutido? « Naturalmente » contestó y entró en la Iglesia. Esperó en la larga cola hasta que llegando al confesionario, dijo: “Señor cura, yo solo quería decirle que el Cristianismo no es más que una organización en camino de extinción y la Religión es pura superstición“. El cura, miró fijamente a los ojos del estudiante y respondió:«Por qué vienes aquí y me explicas esto a mí?». Allí explicó el estudiante sobre la discusión tenida con los amigos. Al escucharlo el cura le dijo:«Bien. Yo solamente tengo un deseo que quisiera que me realizara antes de marcharse. Ya que Ud. vino a mí cumpliendo la orden de sus amigos, siga también ahora mi invitación “Vaya, entrando por esta puerta, al Altar mayor. Allí encontrará una gran Cruz representando a Cristo crucificado. Póstrese ante Él y diga la frase siguiente:»Jesús murió por mi salvación – pero a mí eso no me interesa en absoluto”. El estudiante lo hizo, bajo al confesionario para decirle al cura. “Ya lo he hecho”. El Padre respondió: “Hágalo una vez más, por favor”-insistió-,” seguro que a usted eso no le molestará”. Fue por segunda vez al Altar mayor. Miró más detenidamente a la figura de Cristo y al final repitió:”Jesús murió por mi salvación- pero a mí eso no me interesa en absoluto”“Bueno,- dijo al regresar-, ya lo hice. Ahora quiero marcharme con mis amigos”“Una vez más, por favor!- interrumpió el cura-, una sola vez, después puede usted irse. Subió otra vez el estudiante al Altar. Miró nuevamente a Cristo en la Cruz. Se quedó largo rato allí….pensando. Volvió al confesionario para preguntarle al pastor: “Padre, puede por favor, confesarme?”. El Obispo francés, que hasta ese punto había contado la anécdota, se quedó un rato en absoluto silencio…..Y como si le fallara la voz por una emoción interna, continuó:“ Y bien mis queridos hermanos: Este joven estudiante de la Sorbona fui yo mismo”.


+&.

'

viernes, 22 de octubre de 2010

Evolución de las matemáticas



1)      Enseñanza de matemáticas en 1950:
       Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

2)      Enseñanza de matemáticas en 1970:
       Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

3)      Enseñanza de matemáticas en 1980:
       Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €.  ¿Cuál es la ganancia?

4)      Enseñanza de matemáticas modernas en 1985:
       Un leñador cambia un carro "P" de leña por un conjunto "M" de monedas.
El cardinal del conjunto "M" es igual a 100 €. y cada elemento vale 1 €.
Dibuja 100 puntos gordos que representen los elementos del conjunto M.
El conjunto "F" de los gastos de producción comprende 80 puntos gordos del conjunto M.
Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto M, estudia cuál será su unión y su intersección, y da respuesta a la cuestión siguiente:
¿Cuál es el cardinal del conjunto "B" de los beneficios?
Dibuje B con color rojo.

5)      Enseñanza L O G S E :
       Un leñador vende un carro de leña por un importe de 100 €. Los gastos de producción se elevan a 80 €, y el beneficio es de 20 €.
Actividad: subraya la palabra "leña" y discute sobre ella con tu compañero.

6)      Enseñanza de matemáticas en 1990:
        Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €. Escoja la respuesta correcta, que indica la ganancia:
           (20 €)           (40 €)                (60 €)
   (80 €)               (100 €).

7)      Enseñanza de matemáticas en 2000:
       Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €. La ganancia es de 20€
¿Es correcto?
           (Si)                 (No).

8)      Enseñanza de matemáticas en 2008:
       Un cortador de leña vende un carro de leña por 100 €. El costo de producción de ese carro de leña es de 80 €. Si Ud. sabe leer coloca una X en los 20 € que representan la ganancia.
           (20 €)           (40 €)                 (60 €)
   (80 €)                (100 €).

9)      Enseñanza de matemática curso 2009/10:
No se preocupen si no saben responder el ejercicio anterior, llevarán a los profesores a la Oficina de Supervisión del Ministerio de Educación y les exigirán, a los profesores, repetir la prueba en vista de que la pregunta es de alta dificultad.
Además, también pueden valerse, como elemento de apoyo, de chuletas, libro o de cualquier método o sistema para copiar en el examen sin que por ello sea expulsado de dicho examen ni suspendido, ya que,según la Universidad de ..........,  están en su derecho.

LA PRÓXIMA REFORMA: ......      *** El enunciado será algo así: ***

10) «Ebaristo, labriego y leñador, burgues, latifundista espanyol facista spekulador i intermediario es un kapitalista insolidario y centralista q sa enriquezio con 100 pabos al bender espekulando un mogollón d leña».
Bibe al hoeste de Madrid esplotando ha los magrevies. Lleba a sus ijos a una ejcuela de pago.
Analiza el testo, vusca las faltas desintasis, dortografia, de puntuazion, y si no las bes no t traumatices q no psa nda.
Ejcribe tono, politono o sonitono con la frase "QUE LISTO EL EBARISTO" y envia unos sms a tus colejas komentando los avusos antidemocráticos d Ebaristo i conbocando una manifa expontanea d protesta. Si bas a la manifa sortearan un buga guapeado. SALU2


+C.


'


miércoles, 20 de octubre de 2010

Desde la coherencia


Otro valiente planta cara al aborto desde la izquierda


Enrique Encabo, de UGT, abandona el sindicato socialista ante sus posiciones abortistas.

-Un edil socialista sevillano se une al Manifiesto de Madrid contra la reforma legal del aborto.
-"Los que militamos en la izquierda debemos gritar 'sí a la vida'".
-Desde la izquierda, contra el aborto.
-Un argumentario de izquierdas contra el aborto.

REDACCION HO.- Enrique Encabo, afiliado a UGT y miembro de la Junta de Personal de Comunidades de Castilla La Mancha, ha hecho público su abandono del sindicato, al que acusa duramente por sus posiciones en favor de la cultura de la muerte.

Enrique Encabo, que es presidente de la Asociación de Bioética de Albacete, ha dado a conocer su postura a través de una carta, cuyo texto completo reproducimos:


Carta de Enrique Encabo a la UGT

"Observo con sorpresa cómo UGT, sindicato al que estoy afiliado desde hace años, se une a otras asociaciones radicales en una concentración a favor del aborto en Albacete. A los compañeros que dirigen un sindicato que lleva 111 años defendiendo a los oprimidos, les recomiendo que se acerquen a la cruda realidad del aborto.

En España abortan 120.000 mujeres anualmente, en su mayoría jóvenes, que quedan traumatizadas pues después de un aborto nunca vuelven a ser las mismas por mucho que quieran ocultarlo quienes alegremente invitan a ello.

Lo cierto es que detrás de un aborto hay mucho sufrimiento y dos vidas destrozadas de la que son objeto estos indefensos frente al poder de los intereses económicos.

Hoy los oprimidos son estas jóvenes mujeres que desfilan al interior de los abortuorios, víctimas de una sociedad que primero les vende la falacia del sexo sin riesgos, luego les niega ayuda ante un embarazo inesperado y finalmente las empuja contra su voluntad al callejón sin salida del aborto.

No se puede ocultar más la realidad: el aborto es una forma de violencia machista contra la mujer y un lucrativo negocio. Y no es una visión particular sino que las crudas palabras de Margaret Sanger, fundadora de la organización internacional abortista IPPF, lo confirman: «... al introducir la mentalidad anticonceptiva en un país, el aborto es el siguiente paso a seguir. Al fallar el anticonceptivo, la solución es el aborto. Al salir de sus clínicas de aborto se les vende más anticonceptivos y si vuelven a tener otro embarazo pueden regresar a abortar otra vez, volviéndose un negocio redondo...»

Compañeros de UGT, con los que comparto inquietudes por mejorar la sociedad: defended de verdad al más débil, al peor parado de este tema, no sigáis defendiendo a quienes amenazan a estas mujeres con el abandono sentimental o con el despido, no sigáis defendiendo a una industria que se está lucrando con la muerte de unos indefensos y con el sufrimiento de sus oprimidas madres.

Mientras lo pensáis, permitid que actúe de acuerdo a mi conciencia y dadme de baja del sindicato.

Enrique Encabo Cebrián

Afiliado de UGT.

Miembro de la Junta de Personal de Comunidades de Castilla-La Mancha.


+&.

 '

domingo, 10 de octubre de 2010

Mi encuentro con la paloma


Hace ya algunos años, muchos, una preciosa tarde de primavera, paseando mi marido y yo por el centro de Sevilla, nos acercamos al kiosco de la Campana para comprar la prensa. Era un kiosco que tenía mucho encanto. Todos lo conocíamos por el kiosco de Curro. Se encontraba justo en el centro del ensanche de la Campana lo que hacía que estuviese siempre, o casi siempre, lleno de gente por la gran afluencia de público que pasa por esa zona.

De pequeña, cuando iba al colegio, me gustaba dar una pequeña vuelta con tal de visitarlo y mirar y hojear el revistero con todo lo que a diario le llegaba. De lejos, bajando por Sierpes, que era por donde yo me desviaba, me gustaba observar su precioso colorido y aquel conjunto de motas de colores con Curro dentro; me paraba escuchando las discusiones de este hombre cascarrabias con el cliente de turno discutiendo siempre por algo. Las discusiones eran parte del kiosco.

Cuando comenzaron las modernidades, quitaron para nuestro pesar, el precioso kiosco para poner en su lugar uno más “moderno” y bastante más feo. Pero, entonces, cuando conservaba toda su decadencia, aquella afortunada y preciosa tarde paseando con mi marido, me asomé como siempre había hecho de pequeña, y vi que tenía en el mostrador, un pichón de palomo de pocos días y le pregunté:

- ¿Es suyo el palomo?

- Qué va, lo voy a tirar ahora mismo.

- Ay, no por Dios, démelo usted, si no le importa.

- Lléveselo, me hace un favor.

- Muy bien, gracias.

Mi marido compró la prensa y me dijo que era una locura coger un animal tan pequeño y sin emplumar. Que se iba a morir, y que conociéndome, como me conoce, me iba a llevar un mal rato porque se moriría. Yo, casi sin escucharle, iba felicísima con el animalito que me había regalado Curro.

Y con aquella dicha, al llegar a casa, lo ubiqué en el patio, aquél tan particular de toldo y todo blanco, lo colgué de una alcayata cerca de la ventana de la cocina, haciéndole un agujerito a la caja para colgarlo y de mi boca le fui dando de comer pan con agua que fue lo que se me ocurrió, cuando lo escuchaba piar. Y así, fue haciéndose mayor y emplumándose poco a poco de un precioso blanco inmaculado. Mi marido no hacía más que regañarme al verme darle de comer, diciéndome que los animales transmitían muchas enfermedades y bla, bla, bla. Yo le contestaba que el Espíritu Santo no lo iba a consentir, como así fue, gracias a Él.

Para mi pequeña paloma, porque era muy pequeñita, yo fui su más querida “madre-amiga”. Era verme, y salía correteando detrás de mí cuando no sabía volar. Hasta que un día le fui enseñando como podía hacerlo. Primero desde una pequeña distancia del suelo, después un poco más alto, y así, hasta que consiguió remontar el vuelo a un árbol y después a otro y a otro pero nunca sin perderme de vista.

Se hizo una más de la familia acompañándome a todos lados. A veces, hasta en lo alto del coche cuando iba al super o me esperaba paciente en el jardín, pero siempre, siempre, fiel a su “madre-amiga”.

Un día, me di cuenta que le habían salido unas verrugas entre los deditos y la llevé a un amigo médico. Me dijo que le habían salido por encontrarse en soledad y no tener más compañía que la nuestra. Que no conocía a otros animales de su especie y que por eso su desarrollo no había sido normal y se había quedado más pequeñita con esos abultamientos entre los dedos. Me llevé un disgusto grande porque no sabía cómo buscarle compañía.

Al poco tiempo de aquello, la encontré en el jardín con un palomo que la cortejaba. Ella, tímidamente se apartaba de él pero a la vez se acercaba con sigilo porque no conocía quien era el apuesto palomo tan guapo y tan blanquísimo como ella. Era la primera vez que salía a su paso un galán que le susurraba y coqueteaba sin ni siquiera molestarla. Fueron bellísimos aquellos primeros encuentros entre los dos palomos a nuestros pies.
Se hicieron muy amigos. Tan amigos, que desaparecían a gran altura. Pero mi paloma, fiel a sus principios, volvía una y otra vez, así, hasta que un día dejé de verla.

Al poco tiempo volvió rodeada de varios palomos como ella, todos, blancos inmaculados como sus amorosos padres.


Y yo no cogí ninguna enfermedad. De eso se encargó el Espíritu Santo.


+Capuchino de Silos


'

miércoles, 6 de octubre de 2010

Capilla Sixtina


CUANDO SE ABRA COMPLETAMENTE LA IMAGEN HACER CLIC CON EL RATÓN SOBRE LA IMAGEN HACIA LA DERECHA, IZQUIERDA,ARRIBA Y ABAJO PARA VERLA EN SU TOTALIDAD. ABAJO A LA IZQUIERDA HAY UN + Y UN - PARA AUMENTAR Y DISMINUIR LA IMÁGEN.


Se dice que tardaron 3 años en armar esta presentación. Que la disfruten:



http://www.vatican.va/various/cappelle/sistina_vr/index.html



+C


'