miércoles, 29 de septiembre de 2010

Bordados de la vida


Cuando yo era niña, mi madre trabajaba mucho cosiendo.
Yo me sentaba en el suelo, miraba y preguntaba qué es lo que estaba haciendo.
Ella me contestaba que estaba bordando.
Todos los días yo hacía la misma pregunta y ella me contestaba lo mismo.
Observaba su trabajo de una posición debajo de donde ella se encontraba sentada, y repetía: “¿Mamá, qué es lo que estás haciendo?”
Le decía que, desde donde yo la miraba, lo que estaba haciendo me parecía muy extraño y confuso.
Era un amontonado de nudos e hilos de diferentes colores, largos, cortos, unos gruesos y otros finos… Yo no entendía nada.
Ella sonreía. Miraba hacia mí y de manera amable me decía:


“Hija, sal un poco a jugar, y en cuanto termine mi trabajo yo te llamaré y te cogeré en mis brazos y dejaré que veas el trabajo desde mí posición”.


Pero yo seguía preguntándome desde abajo donde estaba: ¿Por qué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y otros claros? ¿Por qué me parecían tan desordenados y enmarañados? ¿Por qué estaban tan llenos de nudos y puntos? ¿Por qué había tantos nudos e hilos enredados entre sí? ¿Por qué no tenía aún una forma definida? ¿Por qué tardaba tanto para hacerlo?
Un día, cuando yo estaba afuera jugando, ella me llamó.


“Hija, ven aquí, déjame tomarte en mis brazos”.


Me sentó en su regazo y me sorprendí al ver el bordado.
No lo podía creer, desde abajo, ¡me parecía tan confuso!
Pero desde arriba, se veía un paisaje maravilloso.
Entonces me dijo:


“Hija, desde abajo mi bordado te parecía confuso y desordenado porque tú no veías que en la parte de arriba había un bello diseño…


…Pero, ahora, mirando el bordado desde mi posición, tú ya puedes ver qué es lo que he estado haciendo”.
Muchas veces, a lo largo de los años, he mirado hacia el cielo y he dicho:


“Padre, ¿qué es lo que estás haciendo?”
Él parece responder:


“Estoy bordando tu vida, hija”.


Y yo sigo preguntando:
“Pero lo veo todo tan confuso…
Padre, todo está desordenado. Hay muchos nudos, situaciones difíciles que no terminan y cosas buenas que pasan rápido.
Los hilos son tan oscuros…
¿Por qué no son más brillantes?”
El Padre parece decir:


“Hija mía, ocúpate de tu trabajo, relájate…confía en mí.
Yo haré mi trabajo. Un día, te llevaré a ti en mis brazos, y entonces irás a ver el plan de tu vida desde mi posición”.


A veces no entendemos qué está ocurriendo en nuestras vidas. Las cosas son confusas, no encajan y parece que nada nos sale bien.
Es que estamos mirando el reverso de la vida.








Del otro lado, Dios está bordando…



+&


'

lunes, 27 de septiembre de 2010

Monet y la Abstracción





Siento muchísimo que se hayan borrado, sin más, los vídeos que tenía colgado de Monet.




+C.


'

martes, 21 de septiembre de 2010

Aborto es igual a muerte


"Es un tú quien está en ti. Un tú distinto de ti, pero que depende de ti para su desarrollo. Un tú único e irrepetible, distinto de ti desde el momento de la fecundación. Un ser humano con genoma propio desde el primer momento, cuyo corazón ya late 65 veces por minuto en la semana 4, cuyo cerebro comienza a formarse en la semana 5, cuyos ojos se atisban ya en la semana 8 y que empieza a tener pelo en la semana 14. En definitiva, lo que hay en ti es un ser humano porque es un cuerpo humano vivo.


Donde existe un cuerpo humano vivo, aunque sea incipiente, hay un ser humano y una dignidad humana inviolable. Desde ese primer instante, la vida del nuevo ser merece protección. Es un tú en ti. Su vida está en tus manos".


Es... un


Alma perdida,
Es tristeza, es dolor.
Y es el morir.


Cada palabra
Un grito de socorro.
Profundas voces.


Oh sacudida!
en danza con la vida.
Pobreza y muerte.


Rezos, llantinas,
oraciones al cielo.
¡Misericordia!.




Es... si te deshace de él, un ASESINATO.


Que lo sepa nuestro alcalde Sánchez Monteseirín y todos los señores que con él están preparando el congreso mundial más importante hasta ahora, a favor del aborto y en ESPAÑA, en la ciudad de SEVILLA. Si, en mi ciudad. Si, la ciudad de la Semana Santa más famosa de España por donde se pasea Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, Nuestra Señora de la Esperanza Macarena y tantas y tantas otras. Y lo van a hacer sin el permiso de nadie, con mi dinero y el de tantas personas que no queremos quitarle la vida a nadie, ni siquiera a nuestro alcalde ni a los que piensan como él.


Y ahora me pregunto: ¿dónde están las Juntas de Cofradías? ¿y los señores cofrades? ¿y tantos miles de sevillanos que llenan las calles de Sevilla en Semana Santa con sus procesiones?






¡¡¡SEÑORES!!!


El sábado 23 de octubre, a las 5 de la tarde, más de cien empresarios y verdugos de aborto de todo el mundo se reunirán durante tres días a cuerpo de rey en un hotel de lujo de Sevilla, con el patrocinio público del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía.


Tu dinero, el dinero de cada contribuyente, se usará para mejorar la eficiencia de la industria abortista.


Para hacerla más letal y rica de lo que ya es.


Sevilla NO QUIERE ser confortable para una industria desalmada y sanguinaria.


El IX Congreso de la Federación Internacional de Profesionales del Aborto y la Contracepción (FIAPAC) NO ES BIENVENIDO en España.


Ellos van a hablar de muerte...



+C.


'

viernes, 17 de septiembre de 2010

Año 2020, 15 de Septiembre. Primer día de colegio en España


La profesora, pasa lista:

"Mustafá El-Ekhseri”………….……… ¡Presente!
“Obamba Moluni”……………...…..... ¡Presente!
"Achmed El-Cabul"………….….……. ¡Presente!
"Evo Menchú"…………………..….…. ¡Presente!
"Yao Ming Chao"……………………... ¡Presente!
"Al Ber Tomar Tindi-Ez"………........ Nadie contesta
"Al Ber Tomar Tindi-Ez", vuelve a repetir la profesora algo mosqueada ........... Nadie contesta
"Por última vez: Al Ber Tomar Tindi-Ez", dijo la profesora.
De repente se levanta un chico y dice: "Debo ser yo profesora, pero se pronuncia: Alberto Martín Díez"


+&


'

miércoles, 15 de septiembre de 2010

lunes, 13 de septiembre de 2010

"Chucli” el hijo de “Fusa”, mi perra.


De los tres perritos que tuvo “Fusa”, "Chucli" es especial y diferente a sus hermanos. Nacido el segundo, el de en medio, entre "Tabú" y "Nines". Le puse Nines,porque tengo una vecina que es comunista, que le puso a su perro “Rouco”, como el cardenal arzobispo de Madrid. En vista de lo cual, yo le puse a la perrita el nombre de ella.


Pues Chucli, al nacer, buscó sin prisa el alimento que su buena madre le ofrecía mientras recibía los primeros manotazos y empujones, de sus traviesos hermanos, sobre todo de su despierta y desconsiderada hermana que lo ha maltratado hasta el día que se fue con su nueva dueña. Él, toda bondad y paciencia, ha soportado los revoltosos y duros juegos de sus hermanos, siempre pidiendo auxilio. Ya desde su primer día de vida, dio las primeras muestras de paciencia y bondad.


Tabú, todo un ejemplar, casi negro, salió de casa estando todavía en la playa, aunque se quedará a vivir en Sevilla. Maltrataba a su hermano el día entero, así que cuando se fue, Chucli respiró, y nosotros con él. Todavía quedaba por despachar a Nines, simpática, descarada, revoltosa y ¡preciosa! Toda enterita blanca, exceptuando la cabeza, donde lucía un largo y abundante pelo negro que le hacía ocultar sus también negrísimos y vivaces ojos. A la traviesa Nines, le han cambiado el nombre, nada más llegar a su nueva casa. Le han puesto, por lo visto, “Leti”.


Ya solo nos quedaba por encajar a Chucli que, aunque ha tenido un montón de enamorados, sus posibles dueños no terminaban de decidirse. Pero Dios le ha buscado el mejor de los lugares para vivir. Se irá con una jovencita discapacitada que vive sobre una silla de ruedas. Nunca sabrá Elena, que así se llama, lo que va a disfrutar con este peluche viviente que tanto cariño le va a proporcionar por su precioso y bondadoso carácter. Chucli nació para hacer feliz a una persona muy especial; tan especial como él.
El día que se lo lleven... ¡no lo quiero ni pensar!
Solo quedan unos días.


Chucli sale dentro de una hora.


Acabamos de entregarle Chucli a Elena.
¡¡¡Sin palabras por la situación!!!. Creo que los dos son tan especiales que van a ser felicísimos.


+C.


'

jueves, 9 de septiembre de 2010

"Los calamares del niño"

Mientras si y mientras no, otra de Arturo Pérez-Reverte. El artículo viene cubierto de "tacos" que tienen su "gracia"



"Hay criaturas por las que no lloraré cuando suenen las trompetas del Juicio. Niños que anuncian desde muy temprano lo que serán de mayores. A veces uno está paseando, o sentado en una terraza, y los ve pasar apuntando en agraz maneras inequívocas. Adivinados en ellos la inevitable maruja de sobremesa televisiva –ayer vi reconciliarse a dos hermanas en directo y eché literalmente la pota– o la viril mala bestia correspondiente. Dirán ustedes que ellos no tienen la culpa, etcétera. Que los padres, la sociedad y todo eso los malean, y tal. Pero qué quieren que diga. En cuestiones de culpa, denle tiempo a un niño y también él tendrá su cuota propia, como la tenemos todos. Sólo es cuestión de plazos. De que se cumplan los pasos y rituales que se tienen que cumplir.


El zagal que veo en el restaurante tiene nueve o diez años, que ya va siendo edad, y se parece al padre, sentado a su vera: moreno, grandote y vulgar de modos y maneras. La madre pertenece al mismo registro. Todos visten ropa cara, por cierto. Colorida y vistosa. Sobre todo la madre, una especie de Raquel Mosquera vestida de Paulina Rubio y con toquecitos de Belén Esteban en el maquillaje y en la parla. La familia ocupa una mesa contigua a la mía, junto al gran ventanal de un restaurante popular de Calpe, situado junto al puerto. Y al niño acaban de traerle calamares a la romana. De no ser porque su cháchara maleducada, chillona e interminable, a la que asisto impotente desde hace veinte minutos, ya me tiene sobre aviso, la manera en que ahora maneja el tenedor me dejaría boquiabierto. El pequeño cabrón –nueve o diez años, insisto– agarra el cubierto al revés, con toda la mano cerrada, y clava los calamares a golpes sonoros sobre el plato, como si los apuñalara. Observo discretamente al padre: mastica impasible, bovino, observando satisfecho el buen apetito de su hijo. Luego observo a la madre: tiene la nariz hundida en el plato, perdida en sus pensamientos. Tampoco sería difícil, me digo, con la edad que tiene ya su puto vástago, enseñarle a manejar cuchara, cuchillo y tenedor. Pero, tras un vistazo detenido al careto del progenitor, comprendo que, para hacer que un hijo maneje correctamente los cubiertos, primero es necesario creer en la necesidad de manejar correctamente los cubiertos. Y por la expresión cenutria del fulano, por su manera de estar, de mirar alrededor y de dirigirse a su mujer cuando le habla, tal afán no debe de hallarse entre las prioridades urgentes de su vida. En cuanto a la madre, cómo maneje el crío los cubiertos, o cómo los manejen el padre o el vecino de la mesa de al lado, parece importarle literalmente un huevo.


Tras un eructo infantil jaleado con suma hilaridad por el conjunto familiar –después de reír, eso sí, el papi parece amonestarlo en voz baja, a lo que la criatura responde sacando la lengua y poniendo ojos bizcos– llega la paella. Y, tras deleitar al respetable con el uso del tenedor, el indeseable enano exhibe ahora su virtuosismo en el manejo de la cuchara agarrada con toda la mano exactamente junto a la cazoleta, alternando la cosa con tragos sonoros del vaso de cocacola sujeto con ambas manos y vuelto a dejar sobre la mesa con los correspondientes granos de arroz adheridos al vidrio. Tan maleducado, tan grosero como el padre y la madre que lo parieron. Y así continúa el dulce infante, a lo suyo, camino de los postres, en esa deliciosa escena española de fin de semana, una familia más, media, entrañable, con su hipoteca, y su tele, y su coche aparcado en la puerta, como todo el mundo. Y yo, que gracias a Dios he terminado, pido mi cuenta, la pago y me levanto mientras pienso que ojalá caiga un rayo y los parta a los tres, y les socarre la paella. Y ustedes dirán: vaya con el gruñón del Reverte, a ver qué le importará a él que el niño se coma los calamares así o asá, peazo malaje. A él qué le va ni le viene. Pero es que no estoy pensando en la paella, ni en el restaurante, ni en los golpes del tenedor sobre los calamares. Aunque también. Lo que pienso, lo que me temo, es que dentro de unos años ese pequeño hijo de puta será funcionario de Ayuntamiento, o guardia civil de Tráfico, o general del Ejército, o empleado de El Corte Inglés, o juez, o fontanero, o político, o ministro de Cultura, o redactor del estatuto de la nación murciana; y con las mismas maneras con las que ahora se comporta en la mesa, cuando yo caiga en sus manos me va a joder vivo. Por eso hoy me cisco en sus muertos más frescos. ¿Comprenden? En defensa propia". Arturo Pére-Reverte


+&.


'

sábado, 4 de septiembre de 2010

Final de vacaciones



La Vanguardia ha digitalizado su hemeroteca y puedes leer el periódico, por ejemplo, del día en que naciste. Los lunes no había edición, así es que si naciste en lunes, introduce la fecha del día anterior o posterior. Éste es el enlace del periódico:


http://hemeroteca.lavanguardia.es/edition.html?bd=01&bm=02&by=1881&x=44&y=12


+C.


'