sábado, 20 de noviembre de 2010

¡¡¡Viva Cristo Rey!!!


No he encontrado nada mejor para el bellísimo día de Nuestro Cristo Rey que este canto de fe, de dolor, de vida, de justicia, de verdad, de humildad, de paz, de generosidad, de esperanza, de amor, de alegría, de santidad, de alma enamorada del Señor.


Una preciosa letanía al mismo Rey de Reyes.




O REX!


Rey nuestro que estás en los cielos


de los cielos, donde reinas,


de donde descendiste y viniste


a nosotros, nuestra tierra;


Rey nuestro, con trono de pesebre,


adorado por los pobres,


cantado por los ángeles,


llorado por los inocentes,


temido por los reyes;


Rey nuestro, honor de los humildes,


salud de los moribundos,


virtud de los pecadores,


victoria de los vencidos,


fuerza de los rendidos;


Rey nuestro, humilde y manso


de corazón, paciente,


sufriente, ardiente,


doliente, amante;


Rey nuestro, traicionado,


vendido, prendido,


abandonado, olvidado;


Rey nuestro, humillado,


vencido, injuriado,


flagelado, escarnecido,


enclavado, traspasado,


descendido, sepultado,


Rey resucitado!


Rey que ascendiste,


que subiste, que reinas,


que sabes, que pesas,


que miras, que juzgas,


Rey que reinas,


que alientas,


que animas,


que vences;


Rey clamado,


Rey temido,


Rey esperado,


Rey que viniste,


que vienes,


que vendrás;


Rey de eterna majestad,


de todo poder,


de toda gloria;


Tú que sólo eres Rey,


que riges todo con mano


de bondad y cetro de paz,


Tú, el único Rey,


Tú, el Rey de verdad,


Tú, nuestro Rey,


Oh Rey!






José A. Parrilla (sacerdote)


+&.


http://corazoneucaristicodejesus.blogspot.com/


'