domingo, 29 de agosto de 2010

El verano me gusta menos que el otoño


Me voy despidiendo de la época más calurosa del año desde que llegué al lugar de veraneo y ya soñando con el otoño, con su color y la caída de la hoja que adoro desde niña. Y cada día que pasa, la alegría me envuelve y me lleva lentamente a pocos días escasos de mi regreso al hogar, sin depresión post vacacional, y sí, con una alegría inmensa.
Él, forma parte de mi melancolía, originada por el recuerdo de una dicha encontrada y perdida temporalmente.
Llegamos cargados de maletas, bolsos, cinco perros y cansancio; y mi ida será similar cambiando el cansancio por la ilusión de encontrarme en mi pequeño paraíso esperando el calor del membrillo con una mezcla de sombras débiles casi litúrgicas y los últimos colores azules y días blancos.
Falta poco, pero se me hace eterno.


***


Aunque el comienzo del vídeo es un poco extraño, la canción merece la pena oirla.
Espero que os guste.

Más de Adriano Celentano




+C


'