miércoles, 7 de abril de 2010

No me dejes...


Así fui dando vida a mi oración.
… y me acerqué al fuego para cuidarme del frio.


No me dejes
Es necesario olvidarse
De todo puede olvidarse
Que ya se va
Olvidar la época
de los malentendidos
y del tiempo perdido
A saber cómo
Olvidar esas horas
Que mataron a veces
A golpes de preguntas
El corazón de la felicidad
No me dejes
No me dejes
No me dejes
No me dejes
Yo te ofreceré
Las perlas de lluvia
Venidas de países
En donde no llueve
Cavaré la tierra
Hasta después de mi muerte
Para cubrir tu cuerpo
De oro y de luz
Haré un país
Donde el amor será rey
Donde el amor será ley
Donde tu serás reina
No me dejes
No me dejes
No me dejes
No me dejes
Inventaré
Palabras absurdas
Que tu comprenderás
Te hablaré
De aquellos amantes de allí
Que vieron dos veces
Arder sus corazones
La historia de ese rey
Muerto por no haberte
Encontrado
No me dejes
No me dejes
No me dejes
No me dejes
Se ha visto a menudo echar fuego
En el viejo volcán cuando uno creía demasiado viejo
Resulta que las tierras quemadas
Dan más maíz
Que el mejor abril
Y que cuando viene la tarde
Para que un cielo flamee
es necesario que el rojo y el negro no se mezclen
No me dejes
No me dejes
No me dejes
No me dejes
No voy a llorar más
No voy a hablar más
Me esconderé allí
Para mirarte
Bailar y sonreír
Llegar a ser
La sombra de tu sombra
La sombra de tu mano
La sombra de tu perro
No me dejes
No me dejes
No me dejes
No me dejes


+&


'