lunes, 15 de febrero de 2010

Fray Josepho



Este personaje peculiar se hace llamar Fray Josepho.
De vez en cuando incluiré alguna que otra sátira de este simpático personaje.


"La verdadera identidad de fray Josepho sigue siendo un misterio. Sabemos que el pseudónimo nació a finales de los 90. En esos tiempos fueron apareciendo unos romances y unas cuadernas vías de tono jocoso en los que un tal fray Josepho de la Tarima, a veces en castellano antiguo y siempre con intención satírica, criticaba la LOGSE, sistema educativo que entonces se estaba implantando y cuyas desastrosas consecuencias ahora padecemos. Al principio, las composiciones de fray Josepho de la Tarima circulaban de mano en mano, fotocopiadas; luego, a través de internet, la revista virtual Docencia.com (ya desaparecida), acrecentó el alcance y la efectividad de los proyectiles del fraile.
No tardó Jaime Campmany en ofrecerle un espacio en la revista Época, y ahí ya los dardos de fray Josepho, despojado de la Tarima, tomaron como diana no sólo los asuntos educativos, sino cualesquiera otros, políticos o sociales. Un día, el llorado Campmany dejó la dirección de Época y fray Josepho pasó un par de años en el ostracismo, hasta que Javier Rubio lo llamó y le dio un huequecito. Eso fue en abril de 2004, justo cuando Zapatero se instalaba en la Moncloa. Ese mismo año, en septiembre, César Vidal, que empezaba a dirigir La Linterna, también contó con el fraile para que recitara unos versos los lunes por la noche, antes de la tertulia".




Zapatero va a rezar
Me gusta, José Luis, que evoluciones
y reces al Señor tus oraciones.


Tendrá unas consecuencias planetarias
que al Creador dirijas tus plegarias.


Tal vez si te arrodillas en el suelo
conmuevan más tus súplicas al Cielo.


Sin timidez, escrúpulos ni historias,
ya te saldrán, con fe, jaculatorias.


Devotamente, a Dios, y sin tropiezos,
irás bisbiseándole tus rezos.


Si el Dios cristiano, en fin, te da jaqueca,
puedes rezar mirando hacia la Meca.


O puede que la fe que te sacuda
resulte ser la exótica de Buda.


Aunque hay quien ve clarísimo que tú
le tienes devoción a Manitú.


En todo caso, en medio de tus preces,
te ruego, por favor, que no bosteces.


Y que antes de intentar que Dios te asista
se pase a visitarte un exorcista.


+&


'