martes, 19 de enero de 2010

Aclaración de un titular injusto


Ante las palabras malinterpretadas de Mons. Munilla él mismo ha contestado en un comunicado explicando sus palabras, volviendo a demostrar su solidaridad (con hechos y palabras) hacia los habitantes de Haití, y demostrando, de forma elegante, que la prensa ha manipulado sus declaraciones. Ninguno de los medios que se han hecho eco de la noticia ha reproducido las declaraciones exactas, y como me puedo esperar, casi ninguno las reproducirá, ni las declaraciones, ni el comunicado del Obispo, dejando el titular manipulado bien grabado en las cabezas de quienes leen este y otros tantos periódicos. Ruego a este diario que se atreva a ser diferente, que se atreva a buscar con rigor la verdad de los hechos y no el titular que le haga tener más lectores.


Reproducimos por su interés la respuesta de Monseñor José Ignacio Munilla al titular de la agencia EFE:


Aclaración de un titular injusto.


Observo que tras la entrevista que realicé ayer en los micrófonos de la Cadena Ser, se está difundiendo en algunos medios un titular que considero profundamente distorsionador de la realidad: “Existen males mayores que la tragedia de Haití”. Considero injusto el titular, porque sugiere desinterés por mi parte hacia los damnificados del terremoto.
Precisamente, en esa misma emisora de la Cadena Ser de San Sebastián, se me dio la amable ocasión de hacer una llamada a la solidaridad con los damnificados de Haití. En efecto, anuncié que ya han sido enviados 100.000 € por parte de nuestra Caritas Diocesana de Gipuzkoa, y propuse que las próximas fiestas patronales de San Sebastián tengan una austeridad solidaria en favor de los que están sufriendo en aquel país...
El citado titular está extraído con "fórceps" de una pregunta “teológica” que se me hizo, referente a cómo creer en la existencia de Dios ante el sufrimiento de tantos inocentes... Yo expliqué que el mal que sufren esos inocentes no tiene la última palabra, porque Dios les ha prometido la felicidad eterna. En ese contexto, utilicé la expresión "existen males mayores", refiriéndome explícitamente a otro tipo de mal, al “pecado” de quienes vivimos en los países ricos y somos cómplices de una opulencia insolidaria hacia los pobres. Como es obvio, yo estaba hablando en un plano teológico dando respuesta a una pregunta de índole teológico.


+ José Ignacio Munilla
Obispo de San Sebastián
Administrador Apostólico de Palencia


+&


'