jueves, 7 de mayo de 2009

"... Atlántico, maestro mío" (vídeo)






video


Frases como: “Me llena hoy la memoria el recuerdo cercano de la infancia. Se me agolpan en la nostalgia y en la alegría, aquellos veranos salvajes de La Caleta, dónde toda la luz era mi posesión y el mar llenaba cada día los ojos pescadores de Feliciano. Me llega hoy a la memoria el Atlántico, maestro mío, lección suprema y constante de entusiasmo, de pasión y libertad “.

&



 


'

Bella simbiosis


En Lanzarote César Manrique haría de figura conductora, de hombre sorpresa, de artículo intelectual representativo. Se dio en España casi por sorpresa. Sorpresa que hace volver la vista a cualquier distraído.

· "Cualquier lugar de la tierra sin fuerte tradición, sin personalidad y sin suficiente atmósfera poética, está condenada a morir".
· "El mayor negocio que puede tener un país es la educación de su pueblo".
· "Yo, de los paisajes de mi tierra no tomo su arquitectura sino su sentido dramático, su esencia, que es, a mi juicio, lo que verdaderamente importa".
· "El hombre poco a poco ha tenido que ir integrándose en los resquicios de la Naturaleza para encontrar la verdad de la vida. Lo único que intento lograr es asociarme con la Naturaleza para que ella me ayude a mí y yo ayudarle a ella".
· "La Naturaleza, además de inimitable, es la mayor de las artes, y los artistas deben ponerse al servicio de la naturaleza para intervenir y resaltarla".
· "El ser es orden. Desear ser en el orden es vida. Vivir es expresar".


+Capuchino de Silos

'

El blanco no es capricho estético...


La sequedad ambiente y su falta habitual de lluvia, obliga a que en la casa de Lanzarote, el aljibe sea pieza fundamental de la economía doméstica y de la construcción hogareña, hay que recoger hasta la última gota de agua cuando finalmente cae y retenerla como el más apreciado tesoro. Para que las aguas se aprovechen al máximo, toda la superficie edificada por donde han de correr hasta llegar al aljibe, ha de estar lo más pulcra posible. La cal es limpia y desinfectante; es de fácil aplicación y barata. El que, no existan tejas en los tejados, en que esto se pinten de cal totalmente al igual que sus fachadas, no es un capricho estético, está motivado principalmente por economía: recoger la lluvia sin contaminaciones. Esa es la principal razón de la blancura lanzaroteña aunque existan otras igualmente valiosas para preferir la cal como único revestimiento. La cal reverbera, impide que los rayos infrarrojos del sol penetren demasiado en la vivienda.


Otro factor natural decisivo tiene muy en cuenta la arquitectura popular de Lanzarote : el viento abrasador y arrasador de Africa, que se impone sobre la dulzura de los alisios, que vienen como un regalo. Del viento de Africa hay que guardarse y resguardarse. Pero no todo es malo sobre el viento africano que se derrama sobre Lanzarote: mueve los molinos del gofio y los de agua de mar de las salinas.

+Capuchino de Silos

'

miércoles, 6 de mayo de 2009

Casa de papel

Collage - Capuchino de Silos
Casa de papel
Entre Lanzarote, el poeta Rabindranaz Tagore y el Collage.


La blancura de las casas de Lanzarote bañadas por lavas negras, muros ciegos sin nada, de blancos gastados por el viento, dedos señalando las distancias de los dedos.




"¡Qué blanca, entonces ¡
Más blanca que salada
Dulce de tan blanca.
(Geométrica blancura
De los soles infantiles).
Se me quedó la boca
Blanca y dulce.
Blanca de tu leche de cristal.


Dulce, de tu sal demasiado blanca".




A. de Esperanza


Pueblos de paralepípedos blancos. El aire limpio y salado. Cada casa es otra isla de esqueleto duro. Hasta un pueblo se llama Montaña Blanca. Las distribuciones cúbicas desnudas como el blanco de una estrella salpican toda la isla. Todas las ermitas de la isla tienen la humildad como el oficio de carpintero de Dios. No quieren llamar la atención con su pureza de simple geometría de limpia y nítida blancura.
Nos queda el recuerdo.


Barcos de papel


"Día tras día echo a flotar mis barcos de papel, uno tras otro, corriente abajo.
En ellos escribo en grandes letras negras mi nombre y el nombre de la aldea donde vivo.
Espero que alguien, en algún país lejano los encuentre y sepa quién soy.
Cargo mis barquitos con flores de shiuli de nuestro jardín, y espero que esos capullos del alba lleguen a salvo a tierra con la noche.
Lanzo mis barcos de papel y miro al cielo y veo pequeñas nubes impulsando sus blancas velas abombadas.
No sé qué compañero mío en el cielo les envía aire para que corra con mis barcos.
Cuando llega la noche hundo el rostro entre mis brazos y sueño que mis barcos de papel siguen flotando bajo las estrellas de la medianoche.Las hadas del sueño bogan en ellos, y la carga son cestillos llenos de ensoñaciones".


Rabindranaz Tagore

                                        +Capuchino de Silos


                                        '