lunes, 15 de agosto de 2016

Las tres potencias.



"Tres potencias tiene nuestra alma:...
La fuerza de la razón.
La fuerza irascible con la que se defiende.
La fuerza que desea con la que se provee.
Estas tres potencias las debemos tener bien guardadas. Si no las tenemos bien guardadas y selladas, por cualquier rendija entra el demonio y hará daño de una manera o de otra. Así que debemos guardar nuestro corazón pues de él sale la vida. También debemos desear que venga el Señor a deleitarnos con los deleites del paraíso que es el mayor placer y don de Dios
Este bello paraíso que está en nuestro corazón fue plantado por Dios desde el primer momento de nuestra conversión que fue el bautismo, e infundió en él la fe, la esperanza y la caridad para favorecer esas tres potencias.
Cuando nos reprende nuestro corazón el Señor mismo viene a castigar nuestros excesos para que conozcamos nuestras culpas, y de alguna manera se nos carga con una carga muy pesada. Carga que lleva Él por nosotros haciendo leve y ligero nuestros pecados como una hoja que se lleva el viento"



+&






'