martes, 29 de julio de 2014

Momentos


La mañana se va yendo partiendo mis horas.
El viento hace bailar los sombreros de las madres y su canción se disipa con aire gozoso y alegre.
Los instantes crecen ante mis ojos fugaces y  esplendorosos llenando los minutos de gritos y risas de niños.
El cielo, mientras tanto, parece derretirse haciéndose transparente en sus aguas azules; los árboles parecen contagiarse.
Rezo un poco y entiendo desde muy dentro; desde las entrañas.

+Capuchino de Silos